En Orden de Ilusión

Si usas la Mnemónica de Tamariz, no te puede faltar este libro de Pit Hartling

Más detalles

8582128020068

2 Items en stock

Advertencia: ¡Últimos artículos en stock!

39,00 €

DISPONIBLE

Artículos disponibles: 2


Comprando este producto obtendrás 3 puntos de fidelidad. Tu pedido generará 3 puntos que podrás canjear por un descuento de 3,00 €.


En orden de ilusión es una obra imprescindible para todos los amantes de la baraja mnemónica. Una auténtica delicia cuya lectura disfrutarás y aprovecharás, tanto si ya presentas magia con una baraja ordenada como si quieres iniciarte en esta especialidad.

No vas a encontrar en este volumen efectos de deletreos largos y aburridos ni complejas exhibiciones de póquer sólo aptas para jugadores empedernidos. ¡Todo lo contrario! Pit Hartling comparte con nosotros una variadísima selección de rutinas de su repertorio profesional, probadas y perfeccionadas a fuerza de presentarlas ante público de todo tipo (magos y profanos).

En orden de ilusión está lleno de lúcidas observaciones sobre presentación y teoría de la magia que, aunque fuesen lo único que leyeses, harían que la lectura te aprovechase con creces. Y no es exageración. De hecho, el libro es tan bueno que deberían leerlo hasta aquellos que no piensan hacer un juego con baraja mnemónica en toda su vida.  De verdad.

Especialmente, la publicación de En orden de ilusión en español es una gran noticia para todos —que son muchos— los que trabajan con la mnemónica de Juan Tamariz, que es la que Pit emplea. Así que, a ambas orillas del océano Atlántico, los magos de habla hispana estamos de enhorabuena. 

La baraja mnemónica ocupa un lugar especial en mi repertorio. Desde que la descubrí, a mediados de la década de 1990, lo normal es que use dos barajas en todas mis sesiones de cartomagia; una, mezclada; la otra, en mnemónica. En mi primer libro, Cartoficciones, expliqué parte de mi repertorio con baraja mezclada. Ha llegado el momento de ocuparse de la otra.

Si bien la mayor parte del material incluido en este volumen es inédito, algunas de las rutinas son más antiguas que las que expliqué en el anterior. Han pasado ya trece años y creo que es algo bueno, puesto que la magia es un arte interpretativo y las rutinas evolucionan con el tiempo. A veces uno tiene un golpe de suerte, pero lo normal es que una idea tarde un tiempo en madurar por completo. Aun siendo consciente de que estos juegos seguirán cambiando a medida que los siga presentando, tengo la firme convicción de que todos los que explico en este libro han alcanzado al menos su mayoría de edad intelectual (cosa que algunos probablemente no afirmarían sobre mí).

A lo largo de los años he adquirido un gran número de pequeñas intuiciones acerca de estos veintiún efectos en particular y de cómo presentar magia en general, y he hecho todo lo posible por incorporarlo en las explicaciones. Espero que al menos una parte te resulte de provecho para tu magia, ya decidas presentar algunas de estas rutinas o no.

La mayoría de los efectos de este libro funcionan con cualquier baraja ordenada. A mí me gusta usar la de Tamariz y, salvo mención expresa en sentido contrario, esa es la empleada en los ejemplos y en las fotografías. Otra ordenación a la que a menudo se hace mención es la mnemónica de Aronson (la otra «grande»), pero, en cualquier caso, los efectos están explicados de forma que resulte fácil seguir las descripciones con las cartas en la mano, sea cual sea la ordenación que utilices.

El libro consta de tres partes. La primera comprende varios métodos y efectos generales para baraja mnemónica. La segunda presenta siete piezas bastante diferentes entre sí basadas en el concepto de los Cuartetos (es aconsejable leer la introducción de esta sección antes de zambullirse en las rutinas). El último capítulo abarca cuatro rutinas para ordenaciones concretas: dos precisan la mnemónica de Tamariz, una funciona tanto con la de Tamariz como con la de Aronson, y la última utiliza un montaje al que se llega rápidamente desde la ordenación de Tamariz, aunque también puede presentarse sin partir de una ordenación concreta.

Para terminar, una observación sobre lenguaje. Aunque por suerte la mitad de la mayoría de los públicos son mujeres, en la mayor parte de las explicaciones empleo el pronombre «él» para referirme al espectador, ya que es lo convencional desde el punto de vista gramatical y resulta más breve. A todas mis lectoras: os pido disculpas y sed bienvenidas.

Ha llegado la hora de empezar. Del mismo modo que la física explica que levantar un objeto hace que aumente su energía potencial, me gusta imaginar que cada vez que ordenamos nuestra baraja conforme a una secuencia memorizada estamos cargando las cartas. En las páginas que siguen te voy a sugerir algunas formas de transformar esa energía en ilusión. Así que, carga la baraja, pasa la página, y ¡disfruta el viaje!

Pit Hartling

 

256 páginas

No hay reseñas de clientes en este momento.

Escribe tu opinión

En Orden de Ilusión

En Orden de Ilusión

Si usas la Mnemónica de Tamariz, no te puede faltar este libro de Pit Hartling

Escribe tu opinión

30 otros productos en la misma categoria:
Anterior